04 junio 2013

¿Hacia dónde evoluciona mi universidad?

Lund University Para comenzar, especifiquemos un marco de referencia institucional: una universidad caracterizada por un amplio espectro de facultades y carreras:
  • carreras humanísticas asociadas al origen de la universidad.
  • ciencias básicas
  • ciencias de la salud
  • pedagogía y letras
  • Ciencias Sociales y Jurídicas
  • Artes y Humanidades
  • carreras técnicas de ingeniería y arquitectura
Este contexto es bastante general porque refleja muchas de las instituciones de educación superior, cuya solvencia está asociada, frecuentemente, a la larga tradición de producir profesionales incorporados en la industria, en la educación, en salud para nombrar algunos entornos de actividad profesional.
La tradición y antigüedad de una universidad genera un estilo de trabajo, del quehacer pedagógico basado en valores muchas veces considerados inmutables con el tiempo: "enseñar cómo se ha hecho toda la vida", por ejemplo.

¿Evolucionar o revolucionar?

Muchas veces me pregunto si realmente pueden las universidades cambiar. Esto, que parece una postura pesimista adquiere un carácter escéptico considerando el peso de la tradición en la estructura, en su gestión administrativa, sus profesores y estudiantes. Incluso los estudiantes, que descubren con pesar que una metodología activa y participativa implica mayor trabajo para ellos.
Que la universidad experimentará un cambio, no hay duda, producto en parte importante de las presiones externas y de la gigantesca competencia con otras instituciones de educación superior. No sólo se compite con las instituciones cercanas, sino que hoy esta "amenaza online" borra las distancias. Para un estudiante puede ser más atractivo estudiar en una universidad en línea, que le ofrece un currículo más flexible. Pero al mismo tiempo este contexto exige del estudiante disciplina y la responsabilidad individual en su propio aprendizaje, es decir implica romper con un paradigma de estudiante tradicional.

Factores de cambio internos

Sabemos que es posible iniciar acciones originadas por el personal académico que visualiza esta necesidad de cambio y que asume un rol dinámico en la búsqueda e implementación de innovaciones educativas en sus asignaturas y en sus facultades, creando comunidades de interés con otros profesores no necesariamente circunscritos a la universidad o la región. El uso de herramientas web 2.0 y redes sociales son este caso de inestimable ayuda.

El capital de las universidades

El verdadero capital de las universidades no es su contenido, sino las capacidades y conocimiento de su capital humano.
El contenido se está convirtiendo cada vez más en un "commodity", que puede encontrarse en cursos abiertos, en REA: recursos educativos abiertos (OER en inglés), en fuentes diversas de la web, en la experiencia vital, etc.
Esta realidad cambia radicalmente el rol del profesor, eso lo sabemos. Un profesor habituado a replicar información que hoy puede ser encontrada en otras fuentes, está fuera de contexto. Su nuevo rol de guía y facilitador está más orientado a trasmitir experiencia o el "cómo" aplicar esa información y cómo organizar los contextos y comunidades para que los estudiantes construyan su propio conocimiento.

Cambio de paradigmas

El desafío de construir una educación innovadora con la ayuda de las TIC puede sintetizarse en la transformación de 3 paradigmas (1):
  1. Paradigma 1: De “educación como industria” en “educación como servicio”.
  2. Paradigma 2: De “escuelas que enseñan” en “escuelas que aprenden”.
  3. Paradigma 3: De “asociacionismo” en “constructivismo” de los aprendizajes.

¿Como comenzar?

A menudo, contando con estos profesores innovadores es posible iniciar una experiencia piloto enmarcada en una escuela o facultad, en la cual se cuenta con una visión compartida con las direcciones académicas.
Mi experiencia de trabajo con colectivos de profesores ha demostrado la necesidad de un trabajo paralelo con las instancias de dirección académica y de gestión. El esfuerzo invertido puede redundar y fortalecer la continuidad del experimento innovativo. Si no se realiza esta acción de concientización, corremos el riesgo de que los profesores no puedan dar continuidad a su trabajo y se vean afectados por una falta de incentivos y frustración.

Plan de Acción

Un plan de acción de innovación e integración de la TIC en instituciones educativas debe desarrollarse en base a los desafíos actuales en etapas (2):
  1. Obtener una infraestructura tecnológica considerada como fundamental para un establecimiento que provea educación.
  2. Definir una estrategia institucional que incluya metas pedagógicas y técnicas en el tiempo (dónde estará situada mi institución en 3, 5, 10 años?)
  3. Establecer las competencias docentes que se requieren para la integración curricular de las TICs.
  4. Definición de estándares básicos y definición de indicadores para la medición permanentemente de las metas y planes.
  5. Planificar teniendo en mente el acceso creciente de los estudiantes a dispositivos personales digitales, similares a los teléfonos móviles.
___________________________________
(1) Carneiro, R.(2009). Las TIC y los nuevos paradigmas educativos: la transformación de la escuela en una sociedad que se transforma, pp. 15-27. Madrid: Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI), Fundación Santillana. http://www.oei.es/metas2021/LASTIC2.pdf
(2) Martínez Alvarado, H. (2011). La integración de las TIC en instituciones educativas. En Carneiro, R., J.C. Toscano y T. Díaz (coords.) Los desafíos de las TIC para el cambio educativo, pp. 61-70. Madrid: Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI)- Fundación Santillana http://www.oei.es/metas2021/LASTIC2.pdf

2 comentarios:

Francisco Marquez dijo...

Esquemas que deben trasladarse a lo operativo. Sería interesante una bitácora que describiera el procedimiento y sus posibilidades reales de operación.

Jaime Oyarzo Espinosa dijo...

gracias Francisco, intentaré especificarla en un próximo artículo.

Publicar un comentario en la entrada