11 febrero 2015

¿Por qué las pizarras digitales interactivas (PDI) son una mala idea?

La verdad, siempre he tenido mis dudas respecto de la utilidad pedagógica de las pizarras digitales interactivas (PDI). Calter Moore no hace sino confirmar estas dudas, por lo cual resumiré aquellos aspectos para mí más relevantes. En cualquier caso puedes leer el artículo completo Why Interactive Whiteboards Were a Terrible Idea

Si te piden mencionar 3 tecnologías de uso común en la educación

Es probable que respondas:
  • Computadores, 
  • Tabletas, 
  • Pizarras Interactivas.
Es evidente que la tecnología ha impactado en las escuelas y universidades en forma de computadores y tabletas

¿Pero la pizarra digital interactiva?

Parece más un producto introducido con buenos argumentos comerciales, pero con limitados beneficios pedagógicos.
La pizarra digital interactiva ha proliferado en las aulas de escuelas y universidades en los últimos 5 años. Me atrevo a señalar que lejos de fomentar la innovación pedagógica, ha reforzado la clase tradicional con un profesor como trasmisor de información y una reducida participación interactiva por parte de los estudiantes.

Vamos por parte, la PDI:

  • Refuerza la idea de un aula centrada en el profesor con estudiantes como pasivos receptores de información.
  • Reduce la interactividad al nivel de la pizarra de tiza de toda la vida
  • La pizarra digital interactiva cuesta mucho más dinero y aporta beneficios para los distribuidores e instaladores. Una PDI requiere, además de la propia pizarra, un proyector y una computadora. Estos gastos llevan a una reducción de la financiación de tecnologías viables. Por el costo de una PDI, un salón de clases podría ser equipado con tabletas (iPad o Android) para cada estudiante. 

Típicos argumentos de defensas de la PDI

  • "Puedo grabar lo que estoy haciendo para que mis estudiantes lo vean posteriormente"
Puedes ser justificable si grabas para subir a la servicios en la nube para que los estudiantes que no asistieron a clase o quienes quieran ver nuevamente la clase.
Pero las PDI son un sistema cerrado. Casi todos los fabricantes tienen su propio software para crear lecciones. Casi ninguno de los software es compatible o multiplataforma. La mayoría no permite exportar a un formato universal como pdf.
  • "Es interactivo"
¿Es realmente cierto? 
El rol del profesor innovador no es trasmitir información sino ayudar que los estudiantes descubran y experimenten por su cuenta para luego incentivar la síntesis y la experiencia alcanzada. No veo cómo lograr esto con una PDI
  • "Toda la clase puede ver la información presentada"
Es posible proporcionar esta información de una forma más económica.
¿Porque no utilizar servicios en la nube? Sube tu trabajo y compártelo en la nube, por ejemplo con ayuda de Dropbox o Google Drive. Permite que los estudiantes aporten, comente y compartan con los demás.

Y finalmente...

  • Las PDI representan un alto costo sin beneficio pedagógico demostrado. 
  • Hay una gran cantidad de tecnologías web 2.0 con aplicación en la educación que pueden impactar el aprendizaje del estudiante a mucho menor costo.
  • Apliquemos metodologías innovadoras. Las nuevas tecnologías web tienen sentido si apoyan el aprendizaje del estudiante.
  • Consideremos críticamente las tecnologías que refuerzan el tradicional rol del profesor como replicador de información. El rol de profesor innovador es más bien de guía y apoyo, no la principal fuente de información. Consideremos metodologías como por ej. Aula Invertida (en inglés: Flipped Classroom)

No hay comentarios:

Publicar un comentario