Reflexiones sobre procesos de enseñanza aprendizaje, metodologías, competencias pedagógico-técnicas, TICs para la innovación educativa.

Curación de Contenidos para el aprendizaje (2a parte)

Biblioteca de Alejandría, Egipto

Curación de Contenidos,
aprendizaje continuo y trabajo en equipo


Los educadores y profesionales del aprendizaje que utilizan las redes sociales 
para compartir conocimientos, recursos y mejores prácticas 
son verdaderos pioneros en el movimiento de aprendizaje continuo.

La investigación del Centro de Inteligencia Colectiva del MIT (MIT Center for Collective Intelligence) llega a interesantes conclusiones.

  • La curación de contenidos no es labor de personas aisladas, es una actividad de grupos de trabajo.
  • Los grupos de trabajo son la expresión de inteligencia colectiva.
  • No es suficiente la satisfacción, la cohesión, la motivación y la inteligencia individual de los miembros del equipo, para construir inteligencia colectiva. 
  • El hecho de contar con expertos estrella no asegura un gran impacto.
Este centro identifica cinco factores claves para la construcción de inteligencia colectiva.

1. Diversidad

La diversidad del grupo es un mejor indicador de la inteligencia colectiva que los coeficientes intelectuales individuales. La inteligencia colectiva aumenta si el grupo tiene más mujeres, aunque no exclusivamente mujeres. Los estudios muestran que las mujeres tienden a una mayor sensibilidad social que los hombres.

2. Percepción social y sensibilidad

Es realmente importante tener personas que sean socialmente sensibles, ya sean hombres o mujeres. La investigación también puso de relieve la importancia de las normas igualitarias en un equipo y que la igualdad y la sensibilidad tienen un gran impacto en la comunicación en línea y el trabajo a distancia.

3. Intercambio, agrupación e inteligencia colectiva

Nadie es tan inteligente como el resto. Los mejores equipos tienen individuos que comparten el conocimiento abierta y activamente. Pero es difícil mantenerse actualizado como individuo. Con las herramientas adecuadas, un equipo puede aprovechar a sus miembros para buscar e investigar el entorno y compartir información. Harvard Business Review, descubrió que los equipos de alto rendimiento recogen periódicamente nueva información y luego la traen de vuelta al equipo para su consideración. Cada uno reune información de forma independiente, la procesa y comparte en interacciones sociales, y la usa para resolver problemas cognitivos. Así, consideran más factores, encuentran más soluciones y toman mejores decisiones.

4. Cohesión y atención compartida

Puede ser difícil dar sentido a nuestro entorno y a nuestro contenido de forma aislada. La atención compartida es un mecanismo cognitivo que permite a los individuos compartir puntos de vista, ideas y actitudes cuando se centran juntos en temas que producen formas de inteligencia colectiva. No siempre significa sentarse y discutir un tema. Pueden estar contribuyendo a una discusión en línea y aportando diferentes puntos de vista e información. Los equipos remotos necesitan más inteligencia colectiva para construir cohesión y atención compartida.

5. Equipo positivo y colaborador

El comportamiento negativa o dominante puede reducir significativamente la inteligencia colectiva de un equipo y reducir su rendimiento. Es especialmente importante reclutar personas positivas, con alta sensibilidad social y dispuestas a colaborar y compartir de forma abierta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario