e-Learning mundial en tiempos de pandemia

Pixabay.com
Hago referencia a un artículo de eLearning Industry https://elearningindustry.com con un recuento de la implementación de la educación a distancia en diferentes regiones del mundo en una traducción libre. Accede al artículo original (en inglés).

Temas de eLearning en todo el mundo

1. La brecha digital está viva y necesita ser reparada...

La escolarización presencial ha servido para disfrazar muchos de los problemas de equidad digital a los que se enfrentan los estudiantes de todo el mundo. En América Latina, Europa y América del Norte, muchos estudiantes, que no tienen acceso a Internet en sus hogares o que lo tienen en malas condiciones, han recurrido a bibliotecas, salas de estudio extraescolares y espacios públicos para acceder a la tecnología y/o a Internet para realizar su trabajo. Estos espacios están ahora cerrados debido al distanciamiento social; también lo está el acceso de los estudiantes a la Internet y al aprendizaje.

Incluso en los países ricos, Internet no siempre ha sido tan robusta como se esperaba y esto también afecta al aprendizaje de los estudiantes:

Opinión de un estudiante: Estoy acostumbrado a tener papel, bolígrafo y lápiz. No estoy acostumbrado a esta tecnología. Todavía estoy aprendiendo en el Aula de Google. Todavía lucho con ello. Cuando hay un problema de Internet, no hay nada que pueda hacer, y hay muchos problemas de Internet.

Asegurarse de que todos los estudiantes tengan acceso al aprendizaje digital tiene que formar parte de la planificación de emergencias, ya que los países planifican una segunda oleada de COVID-19 o futuras perturbaciones. Muchos países de todo el mundo están empezando a centrarse en la necesidad absoluta de la equidad digital.

2. El aprendizaje en línea no impresiona a nadie

La mayoría de los "aprendizajes en línea" son asincrónicos y a su propio ritmo. Los estudiantes acceden a las tareas a través de Google o Apple Classrooms, las completan solos y las entregan para obtener una calificación (o algún tipo de crédito). Mientras que algunos estudiantes aprecian la capacidad de completar su trabajo más rápidamente (y entrar en el importante negocio de los videojuegos) cada uno de los 15 estudiantes entrevistados no se impresionó con el aprendizaje en línea:

Opinión de un estudiante: No he interactuado con otros estudiantes. No hay interacción social. Esta es absolutamente la peor manera posible de hacer las clases, no hay experiencias prácticas. No es real. La carga de trabajo no es tan intensa. Es una versión tonta y solitariade la escuela.
 
Opinión de un estudiante: Estoy trabajando por mi cuenta. Es más difícil hacer mi trabajo escolar de esta manera. ¿Qué pienso del aprendizaje en línea? Lo desprecio.

3. Los maestros se esfuerzan por enseñar en línea

La capacidad de un profesor para enseñar utilizando tecnologías educativas, en general, y para enseñar en línea, en particular, varía de un país a otro. La Encuesta Internacional sobre Enseñanza y Aprendizaje (TALIS) de la OCDE [1] informa que menos de la mitad de los profesores del mundo se sienten bien preparados para utilizar la tecnología en sus aulas (el 63% de los profesores de Shangai y el 60% de los de Singapur se sienten más preparados, la cifra más alta de todo el mundo). (El Instituto Nacional de Educación de Singapur ha proporcionado a los maestros un desarrollo profesional sobre cómo diseñar estrategias pedagógicas para impartir clases a través de Internet).

Pero en muchos países del mundo, muchos profesores reportan poca familiaridad con la tecnología. En Italia, por ejemplo, sólo el 20% de los profesores tenían algún tipo de formación en tecnología en 2019, y en todo el mundo, sin importar el continente, los profesores de las escuelas ricas tienen mayores conocimientos de tecnología y utilizan más la tecnología para la enseñanza que los profesores de las escuelas más pobres. En América Latina, incluso en las grandes zonas urbanas con un acceso a Internet relativamente robusto, los profesores suelen desconocer el uso de Internet en el aula. Algunos países han intentado solucionar esto en tiempo real. Por ejemplo, el Gobierno de Irlanda ha proporcionado desarrollo profesional en línea y orientación a los maestros sobre la manera de enseñar en línea a través de su Servicio de Desarrollo Profesional para Maestros. En la mayoría de los lugares, los maestros han aprendido sobre la marcha (¡y lo han hecho bien!). Pero necesitarán apoyo en la enseñanza con tecnología y en la enseñanza en línea.


Comentarios