Lecciones de la enseñanza en línea en tiempos de COVID-19

Reacciones y recomendaciones surgidas de la transición de diferentes universidades a un contexto de enseñanza en línea.

Una gran recomendación previa

Si enseñas online a un grupo de estudiantes, que ya has encontrado en el aula:

  • ·       graba un vídeo, audio o texto escrito introductorio sobre ti mismo;
  • ·       Muestra o describe tu espacio de trabajo y la vista de tu ventana;
  • ·       habla de tus hobbies, pasiones o mascotas;
  • ·       ¡demuestra que eres humano!
  • ·       pide a sus alumnos que hagan lo mismo;
  • ·       ayuda a entender su situación y da ideas para actividades de aprendizaje que se basen en sus intereses.

Es importante que construyas un sentido de comunidad,

  • ·       no te apresures con tus objetivos y plan de lecciones;
  • ·       tómate tiempo para conocer a tus alumnos;
  • ·       habla con ellos sobre sus miedos y ansiedades acerca de estudiar en línea;
  • ·       Si los estudiantes no responden, contactar por otras vías (teléfono. Por ej.), con ellos o con sus padres individualmente

Haz esfuerzo por reducir los abandonos, que se producen por la falta de motivación, por la sensación de aislamiento y por la necesidad de trabajar para ayudar en las duras condiciones económicas de su familia.

Primeras reacciones de los estudiantes

Durante la primera semana en línea, las principales quejas de los estudiantes están relacionadas con dificultades técnicas como la lentitud de Wi-Fi, acceso insuficiente a las computadoras/tabletas, acceso inestable a las plataformas en línea y conexión VPN inestable.

Después de la primera semana, la reacción de los estudiantes se centra en cuestiones relacionadas con el aumento de la carga cognitiva (percibida por los estudiantes como un aumento de la carga de trabajo), falta de la motivación, aislamiento social y académico, y la demanda de gestión de tiempo y tareas.

Estrategias sugeridas:

Estructura los materiales del curso de manera secuencial para facilitar la navegación.

Organiza los materiales del curso de manera que los estudiantes puedan localizarlos fácilmente (contenidos, anuncios, plazos, enlaces y grabaciones de videoconferencias, lecturas, tareas, foro de debate y recursos externos). Identifica, al comienzo de la clase, los canales de comunicación que se utilizan para informar a los estudiantes sobre la disponibilidad de los materiales del curso.

2 Ayuda a los estudiantes a planificar su tiempo para alcanzar los resultados de aprendizaje.

Asegúrate de que tengan suficiente tiempo. Establece expectativas claras en cuanto a la cantidad de tiempo requerido para las actividades de aprendizaje dirigidas y autodirigidas cada semana.

Crea un calendario de actividades semanales del estudiante y del profesor, que permita:

  • ·       control periódico del progreso académico de los estudiantes;
  • ·       evaluación continua y formativa;
  • ·       cumplimiento de fechas de pruebas y entrega;
  • ·       adecuada distribución y organización del tiempo de estudio;
  • ·       evitar la sobrecarga de estudio en determinadas fechas.

Ejemplo de calendario

3 Mantener el uso de la tecnología simple y accesible y que ofrezca alternativas cuando sea necesario.

Limitar el número de plataformas/sistemas utilizados y elegir los que sean fáciles, accesibles y necesario. Ofrece alternativas a los estudiantes que experimenten problemas técnicos al utilizar plataformas o herramientas. Crea clips cortos de video o podcasts para explicar acciones como un proyecto, distribución de un documento, preparación para una prueba o videoconferencia, etc.

Es muy importante que poseas un buen conocimiento de la plataforma virtual del centro o de la universidad que imparta la educación online.

4 Selecciona recursos de aprendizaje externos para complementar el contenido del curso y para atender a diversas necesidades de aprendizaje.

Recursos como videos de Youtube y Vimeo, podcasts, libros electrónicos, charlas TED y entrevistas con expertos invitados.

Puede ser fácil asumir que aquellos que han crecido con la tecnología, saben cómo usarla para el aprendizaje. Pero usar los medios sociales no es lo mismo que el uso productivo de la tecnología para el aprendizaje.

5 Crea un lugar central para compartir recursos: enlaces útiles, guías de orientación, documentos de apoyo. Si mantienes los recursos en un solo lugar, los estudiantes saben dónde encontrarlos sin pérdida de tiempo.

En internet puedes encontrar una enorme cantidad de recursos gratuitos abiertos recursos educativos abiertos que puedes utilizar para reforzar el contenido de tu curso y apoyar el autoaprendizaje.

6 Las actividades y tareas previas a la clase motivan a los estudiantes a estar preparados para las videoconferencias.

Por ejemplo, cortos clips de video o podcasts introductorios, listas de comprobación de lectura y preguntas orientadoras, les puede motivar a revisar el contenido de sesiones anteriores, sintetizar lo que han aprendido y prepararse para contribuir a las discusiones sincrónicas (p.ej. videoconferencias, chat) y/o asincrónicas (p.ej. foros).

Ejemplo de podcast en http://bit.ly/2OdLgP0

 7 Las sesiones sincrónicas promueven la interacción entre profesores y estudiantes y entre pares.

Por su experiencia presencial en el aula, los estudiantes tienen un fuerte deseo de interacciones interpersonales para mantener y fortalecer las conexiones académicas y sociales con sus compañeros e instructores. Para aliviar el aislamiento, a los estudiantes les gustaría reunirse regularmente con el instructor y los compañeros de estudios de forma sincronizada en sesiones de clase, discusiones en pequeños grupos y horas de oficina en vivo. Con ayuda de herramientas de videoconferencia (como parte del LMS o externas como Zoom o Meet) y sus funciones avanzadas para trabajo de grupos, se pueden organizar reuniones para fomentar una comunidad de aprendizaje en línea.

Las grabaciones de videoconferencias en línea son útiles para los estudiantes que por diferentes razones no pueden asistir a las sesiones en vivo.

Imagen de videoconferencia

 8 Los espacios de debate y discusión son efectivos para que los estudiantes intercambien ideas y busquen retroalimentación de sus compañeros asincrónicamente.

Los estudiantes pueden usar los foros de discusión del LMS, para intercambiar opiniones, y obtener la retroalimentación de los compañeros. Para grandes clases, divídelos en pequeños grupos para hacer la discusión en línea más manejable. También es recomendable que miembros de cada grupo se turnen para ser líder de la discusión, iniciar y gestionar debates en línea. Ayuda a reforzar capacidades de dirección y aumentar el compromiso.

Crea foros semanales (evaluados) sobre un tema específico de la semana. Cada estudiante debe dar una opinión y emitir comentarios argumentados a intervenciones de sus compañeros (no valen respuestas como: "si", "estoy de acuerdo/desacuerdo").

9 Actividades de aprendizaje claramente orientadas y supervisadas, pueden mejorar la participación de los estudiantes y fomentar una comunidad de aprendizaje en línea.

Por ejemplo, laboratorios grupales, resolución de problemas en equipo, presentación en grupo, informes escritos por grupo, son muy útiles para reforzar la interacción con los compañeros. Sin embargo, es crítica una clara orientación, evaluación estructurada por pares, y rúbricas detalladas. Algunos estudiantes pueden trabajar muy duro, mientras que otros no tanto.

Elabora proyectos de grupo y utiliza portafolios digitales que permita a los estudiantes guardar su trabajo y organizarlo como repositorio en línea que puede compartir con el profesor, para que pueda ver cómo los estudiantes están progresando.

10 Busca actividades de aprendizaje experimental para aplicar lo que han aprendido en un contexto auténtico.

Por ejemplo, proyectos y experimentos prácticos en cursos de ciencias aplicadas y naturales, simulaciones y laboratorios virtuales, presentar una conclusión a través de videoconferencia, escribir resúmenes de estudios de casos.

Por ejemplo: simulaciones interactivas gratuitas (en castellano) de PhET de la Universidad de Colorado. https://phet.colorado.edu/es/

11 Fomenta una comunidad de aprendizaje en línea inclusiva y de apoyo para aliviar el estrés y la ansiedad de los estudiantes.

Algunos estudiantes son más propensos a la confusión y la frustración cuando aprenden de forma independiente en línea, y algunos se sienten incómodos o estresados cuando expresan sus opiniones en un entorno online.

Alivia esta ansiedad reuniéndote regularmente con los estudiantes en grupos o individualmente, detallando los comportamientos de aprendizaje deseados en línea, estableciendo pautas de discusión y proporcionando retroalimentación, apoyo y estímulo.

Los métodos que elijas deberán tener en cuenta la edad y la naturaleza de los alumnos con los que trabajas, así como todas las consideraciones de protección de privacidad necesarias. Puedes enviar un correo electrónico, un mensaje de medios sociales, o un texto cada mañana o tal vez un resumen del boletín de noticias al comienzo de la semana.

12 Elabora una encuesta dirigida a los estudiantes.

Pregunta cómo se sienten, reconoce que entendemos su situación, que como profesores tampoco estábamos preparados para trabajar a distancia y que debemos aprender juntos. Pregunta cómo están y que ideas tienen para contribuir a una buena enseñanza y un efectivo aprendizaje. Se proactivo, no esperes que los estudiantes se quejen de las cosas que no funcionan. Reconoce que no estábamos preparados y que queremos avanzar juntos.

Es un gesto que puede ser apreciado por los estudiantes y puede tener un positivo efecto.

Con ayuda de Formularios Google puedes elaborar encuestas y cuestionarios.

Ejemplo de cuestionario

 

 


Comentarios