01 abril 2006

Sociedad de la información y del conocimiento


Desde la década de los 1980, se hizo más notorio los efectos que sobre la economía y la vida cotidiana tuvieron la globalización, como expresión del desarrollo del capitalismo y el desarrollo tecnológico, expresado en Internet y las innovadoras tecnologías de comunicación e Información.

La creciente interdependencia económica de esta "economía global" y la denominada "revolución tecnológica" coinciden y se alimentan mutuamente.

Esta dualidad económica-tecnológica benefició notoriamente a las companías y la economía en Estados Unidos al aumentar los ingresos de venta de servicios y por el incremento de la eficacia y productividad. La economía de Estados Unidos experimentó entre 1995 y 2001, un índice de crecimiento medio anual de 3,6%, mientras comparado con un 2,4% de Europa. Actualmente, el PIB per cápita europeo representa el 65% del PIB de Estados Unidos, mostrando Europa una productividad laboral media inferior a la norteamericana.

Esta desfavorable situación impulso a la Unión Europea a generar procesos de modernización de la economía europea para mejorar su productividad frente a actores poderosos de la economía mundial como Estados Unidos y Japón.

Reunido en Lisboa en marzo de 2000, el Consejo Europeo se fijó el ambicioso objetivo convertirse hacia el 2010 en "La economía basada en el conocimiento más competitiva y dinámica del mundo, capaz de crecer económicamente de manera sostenible con más y mejores empleos y con mayor cohesión social".

Esta decisión requería una estrategia concreta para alcanzar dicho objetivo: la "Estrategia de Lisboa", que abarca acciones en diferentes campos: educación, enseñanza-aprendizaje, investigación científica, formación profesional, acceso a Internet y las transacciones en línea, gobierno electrónico, etc.

Es necesaria también la reforma de los sistemas de protección social y la evolución estructural de nuestras sociedades, para alcanzar un nivel de desarrollo sostenibles que beneficie a las generaciones futuras.