21 marzo 2010

¿Qué es una Web Semántica?

La Web Semántica es una forma eficiente de representar los datos en la Web, o como una base de datos globalmente conectada.

Concebida por Tim Berners-Lee, el creador de la World Wide Web ( www.w3.org), quién la define como "una red de datos que pueden ser procesados directamente e indirectamente por las máquinas." y la denomina como el siguiente paso en la evolución de la Web.

Hay una gran cantidad de datos que usamos todos los días, que no forman parte de la Web. Por ejemplo, puedo ver mis estados de cuenta bancarios y mis fotografías en la web, y puedo ver mis citas en el calendario.
  • ¡Pero no puedo ver en mi calendario que estaba haciendo cuando tomé esas fotos!
  • ¡Ni puedo ver las líneas de estado de cuenta bancaria en mi calendario!
¿Por qué no?
Porque no tenemos una red de datos. Los datos son controlados por las aplicaciones, y cada aplicación mantiene sus propios datos.

La Web como la conocemos (Web 1, Web 2), contiene información prácticamente ilimitada, en forma de documentos. Usamos las computadoras para buscar datos en estos documentos, que deben ser leídos, combinados e interpretado por seres humanos para poder extrapolar cualquier información útil.
¿Qué tal si logramos que los computadores utilizan estos datos parciales para producir información relevante?

Los ordenadores pueden presentar información, pero no puede entender si la información es suficientemente relevante en una circunstancia dada.

Los datos en archivos Web suelen ser útil en algunos contextos, pero no en otros.

La Web Semántica pretende resolver esta limitante.

La Web Semántica localizará datos y documentos en la Web que los computadores pueden procesar, transformar, vincular, e incluso modificar de manera útil.

Implementar una Web Semántica requiere añadir metadatos semánticos que describan los datos, por ejemplo: las etiquetas Autor, Título, Editorial, etc. definen y caracterizan un libro. Esto permitirá a las computadoras procesar de manera efectiva los datos basados en la información semántica (metadatos) que los describen. Cuando no hay suficiente información, las computadoras pueden hacer inferencias acerca de los datos, es decir, entender un dato y cómo se relaciona con otros datos.

Para conseguir que los computadores entiendan los datos es necesario expresarlos en un formato uniforme, de forma que, por ejemplo, un campo llamado "dirección" presente siempre el mismo formato y contenga el mismo tipo de información. Esta funcionalidad se encuentra en sitios Web que utilizan formularios que permiten a los usuarios introducir información y ejecutar una consulta, es el ejemplo de sitios web de aerolíneas para buscar y reservar vuelos en base a una variedad de criterios.

Sin embargo, considerando la cantidad y variedad de datos de fuentes diferentes, es necesario recurrir a lenguajes y tecnologías que los clasifiquen sobre la base de sus propiedades y su relación con otros datos. Aquí es donde aparecen tecnologías de Web Semántica como RDF, RDFS, y OWL (ver www.w3c.es/Divulgacion/Guiasbreves/WebSemantica para más información).

Áreas de aplicación

  • Integración de datos, de diversos lugares y diferentes formatos.
  • Aplicación integrada, en la búsqueda de recursos,
  • Clasificación y catalogación para describir el contenido y relaciones de contenido disponibles en un determinado sitio Web, página, o biblioteca digital.
  • Software inteligente para facilitar el intercambio de conocimientos, clasificación de contenidos, descripción de colecciones de páginas que representan una lógica única.
Algunos ejemplos específicos son objeto de estudio en áreas como la Salud y Ciencias de la Vida, Administración Pública, Ingeniería, etc.

¿...y la privacidad de los datos?

La relación semántica entre los datos cada vez más utilizada en aplicaciones web mejora el intercambio de información entre diversos sistemas y la capacidad de búsqueda y recuperación. Sin embargo, esto conduce a cuestiones de privacidad, pérdida de control sobre nuestros datos y problemas de confianza en la información adquirida.
  • ¿Cómo confiar en la información recibida?
  • ¿Cómo se utilizan mis datos privados?
Son preguntas de enorme actualidad no sólo en relación a la Web Semántica, sino en cualquier caso en que el uso de nuevas tecnologías invade nuestro entorno cotidiano.