20 marzo 2008

Tutorías Académicas Personalizadas



Las modernas sociedades del conocimiento inciden profundamente en el proceso de perfeccionamiento personal y profesional, que suponen una fuerte formación y educación profesional, más las competencias que garantizen un aprendizaje durante toda la vida.

La enseñanza-aprendizaje universitarios están en un proceso de adaptación a los requerimientos de esta nueva sociedad, innovando, modernizando y elevando la calidad de los sistemas y métodos docentes. Entre estas ideas innovadoras se perfila la importancia de las tutorías académicas personalizadas.

Todas las definiciones del tutor subrayan un cambio radical del rol del profesor tradicional a un rol de apoyo, de guía, de desarrollo equilibrado de competencias sociales, profesionales y personales.
Las experiencias desarrolladas en varias universidades[1] muestran que la flexibilidad, diversidad y expansión de las acciones tutoriales promueven un importante empuje innovador.

Definiciones de tutoría

“Actividad inherente a la función del profesor, que se realiza de forma individual y colectivamente con los alumnos de un grupo de clase, con el fin de facilitar la integración personal en los procesos de aprendizaje” [2].

”… pedagogía del acompañamiento que el profesor realiza durante un periodo de la vida del educando” [3].

Novedosa e innovadora

La tutoría académica personalizada es innovadora y novedosa, tanto como apoyo al estudiante en su proceso formativo, como en los proceso de evaluación, constituyendo parte importante de los servicios que las universidades brinden a sus estudiantes.

Como expresa el Informe Bricall[4], la tutoría tradicional experimenta un profundo cambio: "Hasta hoy, este asesoramiento se ha limitado en, la mayoría de los casos, a la orientación profesional, a la información de temas relacionados con las becas y a las posibilidades de proseguir estudios en el extranjero. Su práctica ha tenido un carácter más bien voluntario y, en gran medida, a petición del estudiante. En cambio, el tipo de asesoramiento y apoyo al estudiante que aquí se postula ha de tener un alcance universal, con una consideración de servicio esencial de las universidades. A este efecto podrá encomendarse a cada profesor o tutor un número determinado e identificado de estudiantes”.

Esta función de "acompañamiento" pretende reducir las dificultades y necesidades de los estudiantes, que como diferentes autores resumen[5]:

  • Desconocimiento de los requisitos, procesos administrativos, etc. de la Universidad como institución.
  • Problemas académicos diversos.
  • Información pobre y superficial sobre sus propios estudios.
  • Desconocimiento de sus propios intereses y aptitudes.
  • Bajo dominio de las técnicas de trabajo intelectual que les permita afrontar con éxito los estudios superiores.
  • Desconocimiento de las salidas profesionales de la carrera.
  • Problemas de tipo personal, psicológico y social.

Estos factores retrasan en varios meses el acceso a esta información, si es que se supera, y conduce en muchos casos a un aislamiento, desadaptación y apatía que en el peor de los casos se expresa en fracaso y eventual abandono de los estudios.

Funciones del profesor tutor[6]

  • Facilitar una buena adaptación al entorno de la enseñanza universitaria con el fin de prevenir situaciones de incertidumbre, fracaso, abandono, cambio o prolongación de los estudios.
  • Aconsejar al alumnado sobre lo qué puede hacer y cómo hacerlo en los distintos momentos de su proceso formativo.
  • Orientar el aprendizaje del alumnado mediante el desarrollo de los programas específicos, recomendación de actividades según las necesidades de cada estudiante, actividades de carácter preventivo, etc.
  • Desarrollar estrategias de trabajo intelectual y de aprendizaje autónomo desde las materias específicas que imparta.
  • Explicitar las consecuencias que para el desempeño profesional se derivan de los contenidos curriculares (establecer un nexo entre los aspectos académicos y los profesionales).
  • Informar sobre cuestiones académicas, administrativas y/o profesionales al alcance del tutor.
  • Facilitar tomas de decisiones académicas y/o profesionales apropiadas, evitando las precipitaciones, las influencias y la despersonalización.
  • Ayudar a valorar las consecuencias que se derivan de la toma de decisiones sobre los estudios o las profesiones.

Prerrequisitos del profesor tutor[7]

  • Conocer la estructura, funciones y características docentes (itinerarios, prácticum, etc) del Plan de Estudios de la Titulación correspondiente.
  • Conocer los programas de las asignaturas del curso.
  • Conocer al resto del profesorado que imparte docencia
  • Conocer los procedimientos administrativos básicos para el desarrollo de la docencia: convalidaciones, actas, convocatorias de exámenes, etc.
  • Conocer el calendario académico del curso.
  • Poseer habilidades para el desempeño de la función tutorial.
  • Este programa propone también algunas de las actitudes y aptitudes que pueden ser muy valiosas a la hora de participar en el Programa de Tutorías Académicas.

Actitudes del Profesor tutor

  • Coherencia
  • Confianza
  • Respeto
  • Actitud dialogante
  • Realista
  • Disponibilidad

Aptitudes del profesor en su papel tutorial:

  • Autoridad
  • Capacidad de comunicación
  • Capacidad de ayuda orientadora
  • Aptitud clarificadora
  • Aptitud de crítica constructiva
  • Aptitud investigadora

Posibles defectos de procedimiento

  • Dar clases particulares de la asignatura
  • Dar falsas expectativas
  • Aparentar ser un amigo increíble
  • Ser un defensor incondicional
  • Anular el diálogo normal profesor/alumno
  • Suplir a las Comisiones o al Jefe de Estudios
  • Hacer de profesional de la psiquiatría
  • Hacer públicos casos descifrables
  • Hacer lo que no se sabe hacer o va contra lo que se piensa
  • Pasos para construir un modelo de Tutorías Académicas Personalizadas
  • Decisión institucional de un Programa de Tutorías Académicas

Pasos para elaborar un Plan Tutorial

  1. Asignación al azar de estudiantes a los tutores
  2. Contacto por correo electrónico del tutor con los estudiantes a la mayor brevedad.
  3. Primera entrevista con el grupo (15-20 minutos), contenidos:
    - Comentar Organigrama institucional
    - Aportar información para mejorar su inserción en la carrera
  4. Segunda y Tercera entrevista, individual (15-20 minutos), contenidos:
    - Seguimiento académico
    - Aspectos de rendimiento: horas dedicadas al estudio, asistencia a clase, ampliación de conocimientos mediante fuentes bibliográficas, consultas en internet, etc.

Al finalizar la labor tutorial, el profesor tutor elabora y envía un informe al coordinador de las tutorías de la institución.

_____________________________________
[1] En España, por ejemplo: Facultad de Químicas (Universidad de Alcalá), Facultad de Pedagogía (Universidad de Barcelona), Facultad de Ciencias (Universidad de Cantabria), Facultad de Ciencias y Facultad de Medicina (Universidad de Granada), Facultad de Medicina (Universidad de Extremadura), Escuela Universitaria Politécnica de Teruel (Universidad de Zaragoza), Facultad de Informática de Barcelona, (Universidad Politécnica de Cataluña), Escuela Politécnica de Valencia, etc.
[2] Lázaro y Asensi (1989)
[3] Moreau (1990)
[4] Informe Universidad 2000, encargado por la CRUE (Confederación de Rectores de Universidades Españolas) a un equipo de expertos dirigido por Bricall.
[5] Díaz Allué, 1989; Castellano y Sanz, 1990; Martín Moreno y Padilla, 1998.
[6] Álvarez Pérez (2002)
[7] “Programa de Tutorías Académicas Personalizadas en La Universidad de Alcalá”

No hay comentarios:

Publicar un comentario