Reflexiones sobre procesos de enseñanza aprendizaje, metodologías, competencias pedagógico-técnicas, TICs para la innovación educativa.

Consejos para el Diseño instruccional

Para continuar con temas del Libro que estoy elaborando: Guía Práctica para construir tu proyecto eLearning, describo contenidos del capítulo 3: Diseño Instruccional.
En una de las entradas anteriores de este blog "¿Semuere el Diseño Instruccional?
comenté la evolución del "Diseño Instruccional" al "Diseño de la Experiencia de Aprendizaje" (Learning Experience Design, LxD)

¿Por qué?

El diseño instruccional tiene la "instrucción" como enfoque.
Por el contrario,
El Diseño de la Experiencia de Aprendizaje tiene un enfoque holístico orientado a satisfacer las necesidades de los estudiantes.

En esta entrada del blog, describiré algunas recomendaciones del diseño de contenidos y la importancia de las imágenes, colores y diseño. Incluyo algunas ideas y destaco la importancia de las plantillas como ayuda para el diseñador.

Pueden aparecer como recomendaciones simples y obvias, pero tienen un tremendo impacto en el atractivo de los contenidos y contribuyen a motivar a los estudiantes a participar.

1. Utiliza imágenes significativas.

Las imágenes son elementos complementarios para crear el impacto esperado. No es necesario ser un gran diseñador para lograr este objetivo; asegúrate de utilizar imágenes relevantes para apoyar tu contenido. Según las investigaciones, una imagen situada a la derecha del texto puede ayudar a retener la información de seis veces más.
En lugar de utilizar viñetas para presentar una lista de contenidos, usa una serie de imágenes.
Fig.  1 - Actividades de cada semana
En lugar de imágenes clip art, utiliza fotografías que dan un aspecto más profesional a tus cursos.
Fig.  2 - imagen en Pixabay
En lugar de utilizar imágenes elegidas al azar, selecciona imágenes que evoquen emociones positivas.
Fig.  3 - Photo by Ambreen Hasan on Unsplash

2. Diseña una plantilla libre de distracciones.

El diseño no trata sólo de la decoración. Un diseño eficaz estimula a los estudiantes a centrarse en el contenido en lugar de la decoración. Cuando desarrollas, eliminas todos los elementos irrelevantes. Concéntrate en los elementos esenciales del diseño del curso al crear una plantilla, y evita distracciones innecesarias.
Fig.  4 - Ejemplo de plantilla

3. Asegúrate de que hay suficiente espacio en blanco.

El espacio en blanco es tan importante como el contenido. El espacio en blanco ayuda a los estudiantes distinguir y alcanzar una mejor comprensión de los elementos destacados.
Fig.  5 - ¿Cómo equilibrar la carga docente?

4. Desglosa el contenido.

No comprimas todo el contenido en una pantalla/diapositiva. Es recomendable dividir el contenido en varias pantallas/diapositivas. Además de garantizar una mejor legibilidad, proyecta una vista más organizada del curso.
Fig.  6 - Sólo 1 tópico principal por pantalla

5. Usa colores inteligentemente.

El color es importante elemento del diseño visual; que tiene la capacidad para evocar las reacciones apropiadas de la audiencia. Usa fondos suaves y tenues para su curso y colores oscuros para el texto. No es aconsejable agregar muchos colores diferentes; tres son más que suficiente para mantener la simplicidad y atractivo.
Fig.  7 - Aprendizaje invertido (flipped classroom)

6. Mantener la coherencia.

Evita utilizar diferentes colores o plantillas a través de las pantallas. Cambiar el tema con frecuencia dificulta el trabajo de los estudiantes, que pueden perder la concentración. La consistencia es clave; utiliza una sola paleta de colores y guía al estudiante hacia los puntos centrales del curso sin distraerlos con elementos de diseño inconsistentes. Elementos de fuentes y fondo son importantes también. El aspecto y sensación del curso deben ser suficientemente cautivantes para motivar a los estudiantes a participar y permanecer en el curso.
Fig.  8 - Coherencia

7. Asegúrate que tus estudiantes mantengan la concentración.

En el diseño de un curso de e-learning, ten en cuenta que cada elemento debe centrarse en "mover" al estudiante hacia los objetivos y resultados de aprendizaje. Evita que se sientan atrapados por fuentes y colores.
Fig.  9 - Menos información y más interacción