01 junio 2015

Equidad: La falsa promesa de los MOOC

Debemos reconocer que la popularidad alcanzada por los MOOC generó desproporcionadas expectativas.

Una de las más importantes: la educación para todos, especialmente en los países en desarrollo, en los cuales la educación superior tiene costos inalcanzables para los sectores económicamente desfavorecidos.

Comencemos por partes.


  • Es cierto que los MOOC reducen notablemente los costos de la educación.
  • Internet favorece la replicabilidad y permite alcanzar altos volúmenes de audiencia.
  • Los MOOC implican una inyección de energía innovadora a la debilitada pedagogía universitaria

Es evidente que los problemas de la educación no serán resueltos por la tecnología.


Incluso el acceso igualitario a la tecnología puede acentuar las desigualdades.

Varios estudios subrayan los números masivos de matriculados, las bajas tasas de certificación, y el alto nivel educativo de los participantes.

Otros estudios muestran que adultos profesionales con buenos ingresos completan los cursos MOOC, mientras los adultos con bajo nivel de formación y bajos ingresos no alcanzan buenos resultados (por ejemplo HarvardX and MITx: Two Years of Open Online Courses Fall 2012-Summer 2014)

Cuáles son los principales problemas con la educación?

Son varios


  • Uno es el problema de la motivación de los estudiantes, que no puede resolverse técnicamente.
  • El otro es la inequidad. No nos engañemos. O eliminamos las disparidades socioeconómicas (problema que supera el ámbito educativo) o creamos normativas que favorezcan a los sectores desfavorecidos, reforzando por nombrar algunas, la educación pública y apoyando el rol del profesor (en cuanto estatus y económicamente).