El futuro de la educación superior: La transformación digital


Extracto de "The Future of Higher Education: Digital Transformation is Critical to Learner and Institution Success"
Solicita el informe completo https://www.ecampusnews.com/resource-library/the-future-of-higher-education/
Diseño y traducción: Jaime Oyarzo. Imagen: Pexels/Pixabay

Esta investigación de IDC Research, Inc. https://www.idc.com/, examina el proceso de transformación digital (DX) para la educación superior como respuesta a las tendencias actuales y a las fuerzas del mercado. Incluye contenido existente de las investigaciones en curso en la Transformación Digital de la Educación a nivel mundial y regional de IDC, incluidos varios estudios mundiales de instituciones educativas de 2019 y 2020. IDC realizó entrevistas telefónicas con líderes de la transformación digital de la Universidad Estatal de Arizona (ASU), BI, Escuela de Negocios de la Universidad de Monash, Noruega, y la Escuela de Economía y Ciencias Políticas de Londres (LSE).

El informe comienza describiendo cómo la crisis de COVID-19 ha expuesto aún más el modelo de negocio y los servicios existentes de a educación superior, destacando la necesidad de una mayor flexibilidad en la oferta servicios a distancia o en línea y de agilidad para responder rápidamente a un crisis. 

Como respuesta a esta situación propone acelerar la transformación digital (DX) de la educación superior. IDC define DX como "un medio para cambiar radicalmente los procesos, la experiencia y el valor del cliente".

DX implica un proceso de cambio a gran escala que ayuda a las instituciones a convertirse empresas que gestionan y adoptan la innovación y la interrupción digital, en lugar de simplemente actualizar o mejorar los procesos, las tecnologías y modelos existentes.

La transformación digital (DX) implica la necesaria "modernización digital total" de muchas instituciones, pero la conversión o la creciente transformación de las instituciones de educación superior en "empresas" levantará más de alguna preocupación en el ambiente académico (nota del autor del blog).

DX en la educación superior

DX en la educación superior persigue asegurar el éxito estudiantil e institucional, así como para prepararlos para un futuro, en el que de seguro se producirán más cambios y perturbaciones.

DX incorpora cambios en la gobernanza, en las habilidades del personal y de la facultad, en los procesos, la creación y el mejor uso de los datos, y la aplicación de nuevas tecnologías. Esto incluye abordar los desafíos comunes en la educación superior, tales como compartimentos funcionales y departamentales, y el cambio a un modelo operativo empresarial. Y aunque DX abarca mucho más que la tecnología, la tecnología es la base de DX como nuevos servicios digitales y desarrollo de nuevos productos. DX debe siempre mantener las necesidades del estudiante en el centro de la toma de decisiones.

COVID-19 pone en evidencia la necesidad de DX

El impacto de COVID-19 es una oportunidad decisiva para impulsar la DX en la educación superior, cuando las instituciones se han visto obligadas a generar con toda velocidad el aprendizaje en línea, el trabajo a distancia y los procesos en línea.

Los instituciones con determinación digital con alguna forma de DX, especialmente con capacidades de plataforma en la nube, pudieron responder más rápido y más fácilmente para proporcionar servicio académicos, mesa de apoyo y ayuda, comunicaciones personalizadas y herramientas en línea. Estas capacidades van más allá de la pandemia y ofrecen una visión de cómo las instituciones pueden responder a emergencias como crisis de salud pública y graves eventos climáticos.

Impact on IT Spending Survey de IDC

De acuerdo con el estudio COVID-19 Impact on IT Spending Survey de IDC, realizada en abril de 2020, la crisis impulsó a las instituciones a identificar la áreas críticas para una transformación acelerada. 

Antes de la pandemia, las instituciones de enseñanza superior consideraban que "el fortalecimiento de las capacidades de software para la innovación digital" era la primera prioridad, y que "la exploración de nuevos modelos empresariales y áreas de crecimiento" y "la creación de nuevos sistemas de oficinas remotas y de colaboración en toda la empresa" eran las siguientes prioridades. 

En la actual encuesta (COVID-19), sobre el impacto del gasto en tecnología de la información, realizada por el IDC en mayo de 2020, las instituciones educativas indicaron que muchas de las áreas de operaciones se verán permanentemente modificadas por la pandemia.

Del "desamparo digital" a la "determinación digital"

La investigación en curso de la IDC ha descubierto que las instituciones pueden ser agrupadas en dos categorías: "digitalmente determinadas" y "digitalmente desamparadas"

Áreas clave para el éxito del DX en instituciones Digitalmente Determinadas comparado con instituciones Digitalmente Desamparadas

DX Transformación Digital 

KPI Key Performance Indicators, Indicadores Clave de Rendimiento

ROI Return on Investment, Retorno de la Inversión, herramienta para analizar el rendimiento financiero, que compara el beneficio o utilidad en relación a la inversión realizada

Las instituciones con determinación digital han involucrado a los dirigentes, al personal clave y a las partes interesadas para desarrollar una visión y estrategia de DX, que implicará cambios en la cultura, procesos y políticas, así como la inversión en nuevas capacidades técnicas, como gestión y análisis de datos y habilidades digitales. 

Las instituciones con problemas digitales pueden intentar una o dos de estas áreas (como la actualización a una nueva plataforma), pero no conectan datos y/o procesos para reunir todas las nuevas capacidades digitales necesarias para entregar un valor transformador.

Situación actual

A nivel mundial, se puede considerar que el 71% de las instituciones de enseñanza superior están "digitalmente desamparadas", según la Encuesta Mundial de Líderes DX de IDC de 2019. Estas instituciones tienen iniciativas DX, pero son tácticas, de corto plazo, y están aisladas, en contraposición a un compromiso a largo plazo con el cambio y la gestión del cambio en toda la institución.

Desafíos de DX en la educación superior

Iniciativas o estructura organizativa de DX de bajo perfil.

Las instituciones tratan la DX como un proyecto especial y limitado, lo que limita que DX sea percibido como parte del trabajo de todos. Una estrategia de DX debe contar con la participación de los líderes y una autoridad coordinadora y central de toma de decisiones que funcione en toda la institución.

Falta de integración digital.

Las innovaciones digitales no se han unificado en una sola plataforma. Los múltiples sistemas de la institución deben estar conectados o integrados en una plataforma con una visión consolidada de las operaciones.

Planes tácticos a corto plazo.

La hoja de ruta digital está centrada en el corto plazo y no tiene en cuenta la transformación a largo plazo de la enseñanza superior. El primer paso consiste en crear una estrategia DX explícita que esboce las iniciativas a lo largo del tiempo. Esto debería proporcionar una única hoja de ruta digital, dirigida centralmente con una misión clara y una responsabilidad formal.

KPIs obsoletos.

Las instituciones utilizan los mismos indicadores clave de rendimiento para medir los esfuerzos digitales para los procesos manuales y en papel. Se necesitan nuevos KPI para medir el éxito del DX, como los objetivos de la cantidad de ingresos que se impulsan mediante la plataforma, el porcentaje de interacciones empresariales repetitivas que se incrementan mediante la IA (Inteligencia Artificial) cada año o el aumento de los procesos de autoservicio.

Capacidades limitadas de DX.

Las instituciones no han desarrollado las nuevas capacidades necesarias para dirigir una institución digital. Por ejemplo, una institución con múltiples y aisladas plataformas de CRM necesita considerar las capacidades de la plataforma para impulsar las inversiones en TI y las API relacionadas con los datos para reducir los costos de adquisición e intercambio de datos.

Una interfaz de programación de aplicaciones (API, en inglés, application programming interface) es un conjunto de subrutinas, funciones y procedimientos que permite que dos programas de software se comuniquen entre sí y solicite servicios de un sistema operativo (SO) u otra aplicación.

Solicita el informe completo https://www.ecampusnews.com/resource-library/the-future-of-higher-education/


Comentarios